BLOG

Los Palos del Flamenco: La Soleá

diciembre 16, 2018

La Soleá es un de los estilos más populares e importantes dentro del flamenco. Es fácil deducir que el término viene de la palabra soledad, envuelto por ese acento característico de los artistas flamencos.

La Soleá es visto como el corazón del arte jondo, ya que por su estructura incorpora elementos muy importantes de la estética flamenca, como melodías, ritmos y armonías.

A pesar de no ser el estilo flamenco más antiguo sí es el único capaz de sumar valores y cualidades específicas en el género. Este nace a través de la evolución de El Jaleo, como resultado del proceso de agitanarlo todo, que se vivió Andalucía en el siglo XIX.

En la Soleá se agrupan otros géneros como el polo, la caña, las cantiñas y las bulerías. Y su origen se atribuye a la cantaora gitana
La Andonda, esposa de El Fillo.

Este palo es ejecutado por una bailaora solista de gran expresividad, lo cual lo hace un estilo muy dado al lucimiento de esta, que en escena puede hacer movimientos típicamente femeninos con los brazos y el cuerpo, acompañados de zapateados agregándole movimientos de sus caderas, su desplante y su seriedad.

Flamenco Dancer Dancing La Soleá

Los Palos del Flamenco: Las Bulerías

diciembre 16, 2018

Las Bulerías son el palo flamenco más típico de la zona de Jerez. Este cante flamenco, el cual tiene una candencia muy alegre y suele ser acompañado con palmas, caló en el último tercio del siglo XX como uno de los estilos más populares entre flamencos y público en general.

Pero esto tomo tiempo, de hecho, al principio ni si quiera se consideró un estilo flamenco y fue denominado chuflas y eran la parte menos importante en el repertorio del cante, el toque y el baile.

Las Bulerías son un palo bullicioso, fiestero y alegre del flamenco. Se distinguen por su ritmo rápido y el redoble de compás que está más presente que en otros cantes al jaleo y las palmas. Suelen ser el baile con el que se remata toda juerga flamenca en el cual se forma un semicírculo y uno por uno, los intérpretes van saliendo a bailar una parte de la pieza musical.

Las Bulerías es un palo flamenco que deriva de la Soleá, esto se debe a que el “Loco Mateo”, quien fuera su primer intérprete, terminaba de esta forma sus soleares. Tiene unos rasgos muy característicos, entre los que resalta el bullicio, y es que no es fortuito su nombre, ya que su nombre hace referencia a bulla, griterío y jaleo.

Alegrías, uno de los principales palos del flamenco.

diciembre 16, 2018

Quizás el rasgo más característico de las alegrías sea su compás, el cual comparte con la solea. Se cantan en tonalidad mayor, un rasgo bastante común en todas las cantiñas, con alguna excepción en determinados en la que se implementan variantes como los caracoles o las Córdoba.

En cuando a su estructura, las alegrías admiten la copla de cuatro versos octosílabos, que puede ir unida al juguetillo de tres o cuatro versos, que sigue la estela de la seguidilla clásica formada por copla y estribillo. A pesar de esto, no se tiene una estructura específica se suele realizar una sucesión de copla y juguetillo, que finaliza con una letra interpretada en un tesitura alta seguida también de un juguetillo final bastante rítmico. Dice según Rodríguez Marín las alegrías son ‘el más breve de los cantares españoles; sólo tiene dos versos, asonantados o aconsonantados, casi siempre de cinco sílabas el primero y de diez el segundo, y divisible este en hemistiquios iguales’.

Flamenco Female Dancer Dancing Alegrías

Un dato interesante acerca de las alegrías es que en la que posiblemente sea la primera grabación realizada de este género, realizada por Sebastián el Pena en el año 1909, acompañado en la guitarra por el Hijo del Ciego y al baile por La Macarrona; el propio cante lo definen como jaleo, demostrando así que los jaleos preceden a este tipo de cantiñas.

Otro aspecto bastante importante en las alegrías es el vestuario empleado por las bailaoras, que llevan un vestido largo hasta el tobillo terminado en unos volados y adornados con cintas o encajes. Las mangas pueden ser largas o cortas, abullonadas o con volados. Además, las bailaoras lucen, como de costumbre, hermosas mantillas, estas adornadas con bordados de flores y largos flecos. Los detalles que completan su vestuario son flores, peinetas, pendientes de coral y zapatos de tacón.

Jaleo Flamenco

diciembre 16, 2018

Uno de los aspectos más llamativos en la escena del flamenco son esos gestos y exclamaciones que acompañan el canto, el toque o el baile. ¿Y es que quién en su vida no ha escuchado esa célebre interjección “¡Ole!”?.

Si buscas una definición técnica de lo que es el jaleo flamenco, te darás cuenta de que es un sinónimo de alboroto, y hace referencia directa a un ambiente alegre y ruidoso. Definición que no dista de la que tiene en el flamenco. Y no es para menos, el flamenco es gracia, es estilismo, pasión pero sobre todo es una forma de arte totalmente cargada de energía que se vale de diversas formas de comunicarla.

Flamenco Female Singer in Gran Gala Flamenco Show

Ahora bien, este término tiene dos formas de participación en el flamenco. En primera instancia, y como ya comentábamos al comienzo, el jaleo flamenco se refiere a esas exclamaciones de euforia que animan al baile flamenco; pero también representa un género que tuvo su protagonismo en el siglo XIX y que aportó muchos elementos musicales al universo de las bulerías y de la soleá, este género es el Baile de Jaleo.

Tal parece que el Jaleo, como género, es originario de Jerez de la Frontera, a través del cual se ofrecían espectáculos de aroma andaluz. Este, con el paso del tiempo, se fue disolviendo y perdiendo fuerza, y en un momento dado, aproximadamente a principios del siglo XX, comenzó a ser llamado bulerías o chuflas. Para muchos el jaleo flamenco, sin duda, es un claro antecesor de la soleá y de muchos de sus derivados el cual cayó en desuso una vez cristalizados los estilos afines, pero gracias a los gitanos extremeños, principalmente, volvió a la vida.

Red background with the flamenco expression OLE

 

Actualmente el término jaleo flamenco se refiere a una suerte de jotilla o fandango cantada sobre la cadencia andaluza y engloba a todas aquellas expresiones que exclamadas por los artistas flamencos durante la puesta en escena. Pero no son simples gritos ejecutados de manera fortuita, estás exclamaciones deben ser ejecutadas a compás, un compás ejecutado en forma “machacona” que se distancia del de las bulerías y se acerca más a la rítmica de la soleá, el cual debe ceñirse a la rítmica propia de cada género a fin de no romper la magia que debe desprenderse de cualquier interpretación flamenca.

 

Female flamenco singer doing Jaleo in Barcelona

El jaleo flamenco es una forma más que puede encontrarse en el flamenco, donde busca animarse con ademanes, expresiones sonoras y palmadas a las bailaoras. Es una forma bastante artística de estimular la energía que se presenta dentro del flamenco y con la que el público también puede sentirse identificada. Para los amantes del flamenco, la energía de este se expande, se contagia, es como una llama que hay que avivar y que abraza a todos los presentes. Es por eso que esta expresión de arte es tan valiosa para sus seguidores. El jaleo es la forma como se aviva la llama de la música y del baile, una llama ha estado y seguirá presente por mucho más tiempo. “¡Ole!”

Los Palos del Flamenco: Alegría

diciembre 16, 2018

Alegría

fefa2
Entre las cantiñás es, por mucho, la más popular, celebrada y cultivada, por los artistas y el público. Esta composición, cuya estructura son coplas o estrofas de cuatro versos octosílabos; tiene una melodía de carácter festivo que incita al baile. Además el ritmo está depende mucho de la métrica del compás de la soleá, pero se dista de esta en que posee un tempo es mucho más rápido.

Su nombre proviene precisamente de la capacidad que tiene para incitar a la diversión, la fiesta y por supuesto, a la alegría. Es el estilo flamenco más antiguo y en el que se basan muchos de los palos flamencos para sus composiciones.

Su origen estuvo influenciado por muchos estilos como coplas romanceadas, los panaderos, seguiriyas, los viejos fandangos de Cádiz, las rosas  y jaleos, pero, sin duda, la jota la que aportó más elementos a su formación y desarrollo.  Esto ocurre en el marco de la convivencia entre los aragoneses y gaditanos en su lucha contra los invasores franceses, a principios del siglo XIX.Debido a esto sus letras clásicas contienen muchas referencias al río Ebro y Navarra y a la Virgen del Pilar.

fefa