Los Palos del Flamenco: Las Sevillanas

agosto 17, 2018

Las Sevillanas

Originalmente conocido como Las Seguidillas Sevillanas tiene su origen aparentemente en la música folclórica castellana, en los años previos a la época de los Reyes Católicos, cuya composición de la que deriva era conocida como “seguidillas castellanas”. A través de los años evolucionó y fueron adquiriendo más y más rasgos del flamenco, y es hasta el siglo XVIII que este es considerado parte del flamenco.

Flamenco Female Dancer at Teatre Poliorama in Barcelona

Este palo abarca tanto un cante como un baile andaluz  que, como su nombre lo indica, pertenece a Sevilla, aunque también era muy popular en Huelva y otras provincias de Andalucía. Tradicionalmente es cantado y se bailado en gran parte de las ferias que se celebran en la comunidad andaluza, como la Feria de Abril de Sevilla o en la romería de El Rocío. También es muy popular en múltiples romerías.

Es el baile folclórico más popular y conocido de España. Puede suele ser bailado por pareja, aunque existen ciertas variaciones experimentales en las cuales el baile lo ejecuta una formación de más de dos personas al mismo tiempo, al son de las cuatro coplas en que se divide la sevillana.

En este estilo, es posible diferenciar cuatro movimientos, paseíllos, pasadas, careos y remate. La última copla busca hacer coincidir la música con el baile para que quienes lo ejecutan logren un bonito y, a veces, un romántico y provocativo desplante. Todo esto bajo un compás de 3/4, es decir, de tres tiempos, el primero es fuerte y los dos que le siguen son un poco más suaves.

Y ¿Cómo es la música que acompaña a la sevillana? Esta surge por de las cuerdas de una guitarra tocadas en cualquier tono, a gusto del cantante el cual inicia ejecutando un rasgueando, hasta la introducción del cante. Esto puede ir acompañado por los palmeros que acompañan al cantante o al grupo e incluso en ocasiones, las castañuelas, tamboril, pandereta y algunos otros elementos.

 

Como estamos seguro de que te gustaría dominar este arte, te daremos una guía básica para que puedas iniciarte con él. Primero debes saber que este baile se divide en cuatro partes, una por cada copla del cante. Aquí los brazos deben moverse en líneas curvas, de arriba hacia abajo, y de abajo hacia arriba para formar medias lunas y círculos. Cada sevillana comienza inicia siempre con el pie izquierdo, en el cuarto tiempo del compás, mientras se baja por fuera el brazo del mismo lado.

En algunos de los movimientos, como en la pasada, se dan dos golpes en el cuarto y quinto tiempo.

Cada una de las partes de la Sevillana debe culmina, siempre, con una vuelta la cual debe estar acompañada de con un golpe en el cuarto tiempo.